Aprender a adiestrar Aves

Si quieres aprender a adiestrar aves de forma sencilla, y sin complicaciones, recomendamos acompañarnos. Estos animales son conocidos por su gran capacidad para memorizar órdenes y complacer las necesidades de los entrenadores.

Pero, ¿es posible aprender a adiestrar aves desde casa? La respuesta a esa pregunta es sí, pero siempre que usemos los métodos correctos. Esos que recomiendan los profesionales. Por suerte, hoy, hemos decidido explicar detalladamente las consideraciones básicas para adiestrar aves sin fallar en el intento.

Aprender a adiestrar aves, ¿qué saber?

En un principio, adiestrar aves puede parecer una tarea complicada. Pero, perseverando, creando una rutina diaria y aplicando uno que otro truco que mencionaremos, es posible incluso domar a los pájaros más resistentes a comprender órdenes. Es por eso que te recomendamos que te quedes, esta información te ayudará.

aprender a entrenar aves

Sesiones cortas de entrenamiento

No, las sesiones largas de entrenamiento no ofrecen los mejores resultados esperados. Al contrario, solo cansarán a tu ave mascota. En cambio, los entrenamientos cortos, pero eficientes, son mucho más oportunos. Con un aproximado de 10-15 minutos, es suficiente para que el animal conozca los fundamentos básicos de las órdenes. Después, cuando ambos se vayan acostumbrando a la rutina, es posible incrementar el tiempo. También si el ave muestra entusiasmo, podemos alargar la sesión. Pero no más. Cuidado con estresar, o cansar, al animal. Si notas algún movimiento o sentimiento poco frecuente, detén el entrenamiento e introduce al animal a las jaulas para periquitos nuevamente.  

 No cambiar el nombre

Puede ser tentador cambiar el nombre de nuestra mascota, pero no es recomendable. Una vez que hayas elegido el nombre, e incluso haber realizado sesiones de entrenamiento, hay que quedarse con ese. Ya que las aves no procesan fácilmente los cambios. Mucho menos uno tan abrupto como de denominación.

Dar recompensas

Si hay algo que aman las aves, y las motiva a seguir las órdenes de sus entrenadores, son las recompensas. De hecho, van de la mano. También les encantan los elogios cuando realizan un truco de forma correcta. No debe ser específicamente una ‘golosina’ o alimento, basta con pasar el dedo sobre su cabeza para mostrar nuestra conformidad con sus actividad y rendimientos formativos.

Empezar desde lo sencillo, y luego avanzar a lo complicado

Un error que cometen los adiestradores primerizos, es que pretenden que los animales aprendan los trucos más complicados, como ‘hablar’, sin antes haber aprendido nociones básicas. Así pues, un excelente consejo es avanzar progresivamente, desde lo más sencillo, hasta lo más complicado, con sus peculiaridades.

  • Ofrecer el pie. Este es un truco sencillo y suele ser el primero de la lista. Básicamente consiste en ordenarle al pequeño que dé un paso hacia adelante, dando la pata. Para ello, debes colocar el dedo en un ángulo correcto, para que alcance con sus garras.
  •  Bajar de la mano. Otro truco que sigue la misma premisa. Consiste en ordenar al emplumado que baje de la mano para que vuelva a su predeterminado asiento. Para facilitar el asunto, podemos colocar una recompensa, de forma que se sientan motivados a volver y después memoricen.

Aprender a adiestrar aves

Comunícate con él

Los pájaros y aves en general, son animales vocales, que disfrutan de una comunicación efectiva con sus propietarios. Mientras te encuentres dando las órdenes, hazlo vocalmente. Elogia sus logros con palabras cálidas, y cuando necesites alzar la voz, deja claro la intención. De esta forma comprenderán la situación.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.