Aprender a cultivar flores

A cualquiera no le gustaría tener un jardín colorido y abundante, pero para eso necesitas aprender a cultivar flores. Pero siempre tienes que conocer tu espacio para que disfrutes de un crecimiento adecuado.

El proceso de aprender a cultivar flores no es complejo, pero si cuenta de muchos pasos, a continuación te mostramos los principales:

Planificación

Necesitas escoger un tipo de suelo acorde al ejemplar de flor que vas a sembrar. Ten en cuenta si vas a cultivar en macetas o en el jardín y también la cantidad de sol que reciben en ese lugar. Debes escoger con antelación el tipo de flor a sembrar, flores con similares características pueden sembrarse cerca para más facilidad en el cuidado.

Ten en cuenta que las flores en ambientes naturales son más fáciles de sembrar que otras. Debes analizar la cantidad de cuidados que necesitan para conocer cuánto tiempo le dedicarás. Debes seleccionar un clima adecuado para sembrarlas; por ejemplo si seleccionas semillas de chia, tienes que conocer que no soportan climas fríos.

Siembra

Si empleas semillas debes realizar un agujero no superior a 0.6 centímetros, en general las flores no necesitan mucha cobertura de tierra, pero siempre analiza sus características particulares.

Siempre antes de sembrar una semilla o trasplantar una flor puedes agregar algún fertilizante al agujero. Existen varias opciones entre las que se encuentran: los fertilizantes químicos, orgánicos y foliar. Todos tienen sus ventajas y desventajas que deberás analizar. Por ejemplo, en el caso de los fertilizantes químicos, aunque son baratos pueden en exceso provocar quemaduras en las plantas y disminuyen las cualidades de tu suelo. Los fertilizantes foliares pueden ser absorbidos a través de las hojas de la planta, aunque no es efectivo para todos los tipos de flores.

También hay que analizar el tiempo de acción de estos productos. Por ejemplo, un fertilizante de acción simple repone rápidamente alguna deficiencia en el suelo. Pero un fertilizante como los orgánicos es de liberación lenta, pues requieren de la descomposición de la materia orgánica en el suelo. Las flores necesitarás productos que contengan Nitrógeno, Potasio y Fósforo; siendo este último el que este tipo de plantas requiere en mayor concentración.

Cuidados y elementos adicionales

Parte importante de aprender a cultivar flores es saber cómo mantenerlas vivas y en buen estado. Primeramente, asegúrate que en tu jardín no exista hierba alrededor de las flores, ya que pueden suprimir su crecimiento.

Para prevenir plagas se pueden colocar mallas alrededor del jardín además de una limpieza constante. También puedes combatirlos con insecticidas naturales o con la siembra de plantas protectoras.

Debes cortar las flores u hojas muertas para que permitas el crecimiento futuro de otras. También, puedes poner soportes para flores que sean muy grandes y les cueste sostenerse. Otro elemento es asegurar una buena exposición al sol. Es recomendable de 6 a 8 horas al sol todos los días porque en la sombra pueden crecer hojas, pero no flores.

Existen beneficios adicionales en tener flores. Por ejemplo, hay flores que además de adornar pueden ser comestibles. Estas flores comestibles también tienen propiedades medicinales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.