Aprender a hacer una maleta

Hay un viejo chiste que decía, ¿hiciste tu maleta?, ¡no, yo la compré ya hecha!; pero hablando en serio, aprender a hacer una maleta es una ventajosa manera de ganarle al peso, la indecisión, algunos reglamentos de aerolínea y así poder llevar lo realmente necesario y en muchas ocasiones, con cabida para lo que también nos gustaría llevar.

Sí busca una de 56x45x25 maleta de tamaño convencional, práctica para todo tipo de viajes, podrá realmente cubrir sus necesidades de prendas y accesorios a llevar, lo que requiere es técnica y esa es la que prensamos brindarle.

Aprender a hacer una maleta

Elija el mejor formato de equipaje

Vayamos a la medida anteriormente citada. Le podemos asegurar que es una de las más convenientes para la mayoría de viajes a realizar, en especial si son en avión, donde existe un límite de peso que entra en el precio de su boleto aéreo y si lo excede, debe cancelar un adicional o sacar cosas, algo realmente engorroso.

Si lleva un viaje de muchos días, con el procedimiento que le daremos le bastará esa maleta que debería de complementar con una mochila para algunos elementos extras y un bolso de cintura (koala, riñonera), para documentos, agua, cámara, pañuelos, etc.

Aprender a hacer una maleta

Aprender a hacer una maleta implica hacer una lista

Piense bien y anote lo que debe (sí, debe, obligación) llevar para el viaje. Al hacer la maleta, cíñase estrictamente a dicha lista y no meta otras cosas en la maleta hasta el final.

De no tener algunas cosas en casa, use la lista como guía de compras, tratando de que lo que le falte no ocupe más de un cuarto de espacio de la maleta –grosso modo-. Haga esto con una antelación de al menos un mes si es posible. Si viaja frecuentemente, realice los cambios o mejoras a la lista en base al viaje anterior.

Realice conjuntos de ropa

Un truco muy bueno para aprender a hacer una maleta es el de hacer que toda la parte de arriba (blusa, camisa) combine con la de abajo. Es así como podrá con un jeans o falda negra o azul, realizar todo un viaje y combinarlo para la noche. Los pantalones y faldas ocupan mucho espacio y con este método usted se ha ahorrado un 40% de espacio en la maleta.

Zapatos y ropa íntima o interior

Esto no puede faltar. Un par de zapaos deportivos y unos elegantes o casuales que combinen con la ropa anterior serán más que suficiente. Estos y el calzado de baño –de ser necesario- los puede llevar en la mochila adicional que hemos sugerido. Si sólo usará la maleta, colóquelos cada par en esquinas en diagonal. Los deportivos los lleva usted puestos.

La ropa íntima se puede doblar a la más mínima expresión y guardarla en un saquito que podrá colocar en una orilla.

Ensamblar es la real manera de aprender a hacer una maleta

  • Abra la maleta en suelo o cama.
  • Primero los zapatos tal como se le indicó.
  • Coloque la ropa grande (pantalones, sacos, faldas).
  • Doble lo mejor posible hasta su mínima expresión las camisas, blusas, camisetas y busque un ensamblaje. Si puede planchar la ropa en su destino, agólpela una encima de otra, conservando siempre la delicadeza y orden.
  • Acuñe el saquito con la ropa interior.
  • De último, coloque lo que usted quiere llevar (otra ropa a lucir, regalos, accesorios).

Es muy sencillo aprender a hacer una maleta, pero hay que recordar que no es un viaje para siempre, que volverá y que no todo lo que de común tiene lo debe o puede llevar.

Por eso la planeación de un viaje no sólo incluye hotel, traslado, comidas y paseos, sino con qué ropa y accesorios estará lo más cómodo y práctico posible, para que el viaje sea útil.

Incluya algunas bolsas adicionales para la ropa que traiga de regreso, sea recién comprada o sucia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.