Aprender a hinchar un colchón de forma sencilla

Si estás buscando aprender a hinchar un colchón, sin fallar en el intento, acompáñanos. Tenemos la solución. Hinchar los famosos colchones de aire, realmente no tiene ciencia. Pero, sí tiene su truco; y si no se aplica de forma correcta, es posible dañar el recipiente para dormir. También existen varios métodos, uno más sencillo que otro y precisamente por eso hemos creado este artículo.

¿Qué saber sobre hinchar un colchón?

Antes de aprender los diferentes métodos de hinchar un colchón, te vamos a mencionar nociones claves. Primero que nada, nunca hinchar el colchón semi-enrollado,  o enrollado. Siempre debe estar estirado a lo largo, para así distribuir correctamente el aire. No solo logramos firmeza para descansar gustosamente, también nos protegemos de orificios, o pinchazos ocultos en la estructura.

como hinchar un colchón de forma sencilla

Por otro lado, aunque es evidente, no hinchar el colchón fuera del lugar que usaremos para descansar. Ya que luego puede ocasionar incomodidad al trasladarlo, también se puede hinchar con un objeto inesperado. Acabando rápidamente con su vida útil. También limpiar la superficie, para eliminar los accesorios y objetos punzantes, como las agujas y chiches ocultos. Si necesitas un colchón fuerte, y duradero, revisa el Mi Colchon Hinchable. Sumamente completo y adaptado a las necesidades de mercado.

¿Cómo hinchar el colchón?

Con lo anterior, ya estamos preparados para aprender a hinchar un colchón fácilmente. Como mencionamos, existen varios métodos, y por eso vamos a repasar, y explicar, brevemente cada una de las técnicas para hinchar nuestro colchón de aire.

Con bombas incorporadas

Afortunadamente, la tecnología ha avanzado lo suficiente como para lograr maravillas funcionales. Tel es el caso de los colchones hinchables con los instrumentos de compresión interna. ¿Qué es eso? Bueno, un interruptor incorporado en los extremos de los recipientes que, cuando se accionan, inmediatamente llenan la cama. La mecánica consiste en apretar y después configurar los botones. Sin hacer nada más, el colchón comenzará el llenado satisfactoriamente

Con bombas externas.

Otra forma en que podemos hinchar los colchones es mediante las bombas externas. Las cuales venden en tiendas físicas y tiendas online, como la oportunisima Amazon. El problema es que existen varios tipos y modelos de bombas de aire. Tenemos los manuales –que como lo dice su nombre súper descriptivo, nosotros debemos aplicar fuerza– y también las nuevas bombas eléctricas.

En todo caso, si deseas hinchar un colchón con las bombas manuales o las eléctricas, la técnica es la misma. Conecta el instrumento –la manguera que se extiende desde la bomba y cuenta con un orificio– a la boquilla de los colchones hinchables. De ser manual, tenemos las opciones: las bombas de toda la vida, tradicionales, y las que son de pie. En las cuales debes levantar el pie progresivamente.

Mientras que las bombas eléctricas, por otro lado, solo se conectan al tomacorrientes e individualmente realizan el llenado de los colchones. Ambas responden positivamente a las necesidades de los propietarios, pero con determinadas ventajas que las separan. Por ejemplo, si te encuentras en un campamento, en la naturaleza, sin corriente, evidentemente las eléctricas son inservibles.

aprender a hinchar un colchón

Con los pulmones

El método tradicional y de toda la vida. Sin embargo, también es ineficiente y complicada. Puede ser tentador hinchar la bomba con los pulmones pero, seguramente, encontrarás resultados lamentables. La premisa consiste en posicionar los labios en la boquilla de los colchones, y luego empezar a soplar continuamente hasta llenar.

Con electrométricos

Para los que deseen un método emocionante, y poco convencional, vamos a recomendar el llenado con electrodomésticos. Existen varios accesorios que expulsan aire y cumplen con las necesidades de aire como para hinchar los colchones. Pero, ¿cuáles electrodomésticos? No todos, solo los que tengan dimensiones compatibles con las boquillas. Por ejemplo, los secadores y las aspiradoras. En el caso de los secadores, debe hacerse con aire frío, nunca exponerlos a temperaturas calientes, ya que puede dañar los materiales del colchón. Mientras que, con las aspiradoras, hay que buscar un accesorio con dimensiones correctas, compatible con los orificios y sin nada en las bolsas almacenado, como tierra, mugre u hojas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.