Aprender a pasear a un bebé

¡Vamos de paseo bebé! Así comienza nuestra idea de pasear con  nuestro bebé, y vaya que resulta súper emocionante, sin embargo, debemos considerar que serán varios los elementos a tomar en cuenta como aspecto previsivo; no se trata de negatividad, sólo previsión; aprender a pasear un bebé es sinónimo de atención, alerta, pendiente.

Cuando se trata de padres primerizos, generalmente, suelen desestimar algunas herramientas básicas que debe contener toda pañalera, no habiendo de tomar en cuenta, los riegos de cambios climáticos, cambios de mudas ilimitadas, chupetes, mantas, juguetes, rasca encías, maracas, baberos, teteros con agua, fórmulas lácteas y por supuesto, el termo de agua caliente.

Otro aspecto ante no tratado, es el tema de los medicamentos tales como: antialérgicos, antipiréticos y termómetro son productos elementales y vitales en nuestra pañalera.

Definitivamente, para nuestros bebés han evolucionado herramientas para su atención, cobijo y entretenimiento todos, para comodidad de os padres, por ejemplo, el  carro Jane Muum, representa un sistema práctico, ergonómico, de gran versatilidad y funcionalidad al momento de paseos con nuestro bebé.

Aprendamos muchas herramientas más, bienvenidos (as).

 aprender a pasear un bebé

Pasear con nuestro bebé, ¿Qué tomar en cuenta?

Con los tres elementos que daremos a continuación, de seguro, ampliará su visión de atención integral y cuidado, que van más a allá, de lo meramente físico. En esta etapa de desarrollo humano tan significativa, el soporte emocional resulta lo más fundamental.

  1. Hacer uso del extractor de leche materna

Tomando en cuenta, que la leche materna proporciona todos los elementos biológicos constitutivos del desarrollo cerebral e inmunológico del bebé, se recomienda su ingesta progresiva a libre demanda durante los seis primeros meses de vida.

La práctica de la lactancia, exime lo referente a la alimentación (no se circunscribe sólo a ella),  aporta la necesaria contención emocional filiativa que requiere el bebé para sentirse seguro, en el calor del regazo de su madre.

De hecho, muchos niños suelen generar llanto fácil, cuando no necesariamente presentan hambre, sino que, algún agente externo, puede estar afectando su psico emocionalidad, de allí, que la forma de comunicarse con la madre, sea a través del llanto.

  1. Marsupiales o canguros

A pesar de las tantas comodidades que pueda significar los porta bebés para coches, al momento de trasladarnos caminando con nuestro bebé, bien pudiera significar optar por un marsupial o canguro.

Estos sistema acolchados, generan calor humano en el bebé que es tan vulnerable a los cambios climáticos y amenazantes de las personas alrededor.

Por otra parte, aportan seguridad y confianza al estar conectado con las palpitaciones de la madre o el padre.

  1. Pañalera equipada

Sí, así con el término “equipada” Muchas veces, solemos tomar la pañalera a la ligera, de forma que quedan en casa muchos de los elementos necesarios e incluso, vitales para el paseo con el bebé.

Por ello, recomendamos mantener equipada de forma general con útiles básicos que no suelen variar a detallar:

  • Termómetro
  • Antipirético
  • Antialérgico
  • Toallas húmedas
  • Papales de telas
  • Pañales desechables
  • Chupetes y/o juguetes (si lo usa)
  • 2 mudas de ropa
  • Sábanas acolchada

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.