Todo lo que necesitas para aprender a quererte

Metafóricamente hablando, nuestra mente es un templo sagrado que debemos cuidar en conjunto con nuestro cuerpo, por lo que aprender a quererte es de suma importancia.

Las personas que no se quieren así mismas proyectan una imagen poco esperanzadora, oscura y sin motivaciones, que en la mayoría de los casos, son radares de mala vibra y situaciones incomodas debido a su proceder.

Aprender a quererte es la puerta hacia el éxito, ver las cosas desde otra perspectiva y ser un poco más feliz viviendo a plenitud.

Por años, la felicidad ha sido una de las metas más anheladas por el hombre debido a que un ser feliz es capaz de sobrellevar las cosas con mejor ánimo que las que no disponen del mismo sentimiento.

Cuando comienzas la travesía de aprender a quererte descubres muchas cosas, hasta ahora, inadvertidas y comienzas una “nueva vida”.

¿Cómo son las personas que han culminado el proceso de aprender a quererse?

aprender a quererte

Las personas que se quieren, son aquellas que tienen mayor empatía, compresión, tolerancia, respeto y bondad ante los estímulos externos o de quienes se rodean a su alrededor.

Su aura es de luz y felicidad, capaces de transmitir felicidad a donde quiera que vayan, este tipo de personas han aprendido a vivir con lo que son sin necesidad de recriminarse nada.

Descubre todos los detalles sobre el proceso de aprender a quererte

Aprender a quererte no es algo que surge de la noche a la mañana, es una acción progresiva conformada por muchos hábitos positivos que a mediano plazo se verán los resultados.

Aquí hay algunos tips que te ayudarán a simplificar el proceso si estás convencido de que, ya es hora, de abrirte las manos a ti mismo y amarte:

Piensa en ti primero

Aunque suene individualista, uno de los primeros pasos para aprender a quererte es pensar en ti. Cuando pasa esto, seguimos nuestros intereses y ponemos en un segundo plano lo de los demás.

Con segundo plano, no es olvidar lo que piensan los demás. Es que al seguir tus intereses y cumplir los objetivos, te conviertes en una persona más feliz y conforme contigo mismo.

Tu descripción propia importa

La vida es muy breve para andar preocupándote por el qué dirán. Debes ser capaz de ser feliz solo con conocer tu propia descripción.

Cuando le damos prioridad a nuestro pensamiento, nos hace vivir con más tranquilidad, libre de preocupaciones y sin miedos a cómo nos mostramos.

Recuerda que las personas nunca te conocerán de la manera que tú lo haces, como nadie sabrá el porqué de tus acciones tanto como tú mismo.

No te aflijas por lo comentarios, solo debes ser feliz y amarte porque eres tu mayor prioridad.

Tus decisiones, tú vida

Este es un paso complicado pero crucial para aprender a quererte. Las personas que no se quieren a sí mismas, comúnmente toman decisiones porque otras personas lo quieren de esa forma.

Cuando uno está en proceso de aprende a quererte, debe tomar las decisiones que te hacen más feliz, con las que te sientas más cómodo.

Si en dado caso te equivocas, es algo normal y humano. Los fracasos son parte de las experiencias y también son enriquecedores para tu día a día, así que no te aflijas.

Al tomar tus propias decisiones estás tomando las riendas de tu vida y por ende, tomaras decisiones en pro a tus objetivos y metas.

Tú eres tu mejor inversión

Debes dejar de preocuparte por todo, eres tu mejor inversión. Cuando hablamos de inversión no se trata de dinero, sino más bien de tiempo.

Invierte en tiempo para hacer cosas que te gustan como actividades al aire libre como yoga, camping, excursiones que te enriquezcan como persona.

Aprender a quererte, también significa salir a tomar el sol, hacer ejercicios, hacer cambios de looks o pasar tiempo con personas importantes.

Eres tan valioso como todos

aprender a quererte

Este consejo va dirigido especialmente para las amas de casa, que por los hijos y su esposo olvidan sus intereses y felicidad, resignadas a una vida donde ellas son lo último.

No, no olviden que ustedes deben quererse y amarse como si nadie lo hiciera, el amor comienza desde el interior para poder llegar a otros.

Reconocer que eres valioso e importante es una de las maneras de aprender a quererte más importantes, con este ejercicio verás como tu imagen cambiará positivamente.

Deja de compararte

Este es uno de los defectos más dañinos que tiene una persona, no debes compararte con nadie, recuerda que la vida no es una carrera y nadie es igual a nadie. Todos somos seres únicos y particulares.

Es válido resaltar que los defectos y virtudes conforman nuestra personalidad, son los elementos de una poción mágica de la espiritualidad que te hacen ser tú, pero que con el tiempo tiene que ser alimentados.

Las comparaciones no son más que forma de reprimir tus propias virtudes y evitar una sonrisa en tu rostro porque al compararte estás desvalorizando tus aptitudes.

En el proceso de aprender a quererte, la comparación solo sirve para los momentos que mira a una persona ejemplo y tomas característicos para incluirlas – a tu manera – a tus acciones.

Nada a los extremos es lo suficiente bueno, todo debe ser en equilibrio y tranquilidad para poder sobrellevar las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.