Aprender rumano

Aprender rumano puede ser una tarea complicada, sin embargo siguiendo una serie de consejos podemos maximizar considerablemente nuestro aprendizaje. Debemos tener muy en cuenta que este tipo de lengua es compleja. Con esto en mente no resulta fácil aprenderla de forma autodidacta.

¿Por qué es tan difícil es hablar rumano?

Este idioma en particular puede resultar complejo para ciertas personas sobre todo cuando no son personas de países hispanohablantes. Es decir, que una persona de Tailandia, Francia, Alemania, entre otros, tiene un poco más de problemas al momento de aprender a hablar este idioma.

Cuando hablamos de los hispanohablantes, podemos decir que a ellos les resulta mucho más fácil porque el rumano emplea caracteres latinos. Para entender mejor esto tenemos que hablar un poco sobre esta lengua.

El rumano es un idioma hablado en lugares como Rumania, Moldavia, Transnistria y Vojvodina, siendo hablado por unas 28 millones de personas. La misma cuenta con 31 letras con fonemas muy similares a otras lenguas romances.

Aparte esta cuenta con 26 diptongos y 14 triptongos, por lo que los estudiantes de este idioma tiene la ventaja de que la ortografía es casi fonética. Lo que quiere decir que el hablante en la gran mayoría de los casos puede pronunciar la palabra tal como se escribe.

Ahora bien si es cierto que este idioma puede ser complicado para otras personas, todo dependerá del empeño y de los métodos de estudio que apliques.

Consejos para aprender rumano

Ahora que conocemos que el rumano es una lengua, más o menos complicada, te recomendamos tener en cuenta una serie de consejos que te permitirán aprender a hablar este idioma de una forma mucho más fluida.

Profesor de rumano

Profesor de rumano

Para empezar nuestra recomendación es que busques un profesor especializado en esta lengua. Aunque también existe la posibilidad de buscar a un maestro nativo rumano que hable de forma fluida español.

En ambos casos la idea es que te este puede servirte de guía. Es importante que la persona que encuentres sea específicamente profesor. Ten en cuenta que la gramática rumana puede ser complicada de entender. Así que con un profesor te será mucho más fácil de entender.

Familiarízate con el idioma

Este consejo va para casi todos los idiomas que queramos prender como latín, italiano, sueco, noruego, coreano, etc. Para aprender rumano debes comenzar a familiarizarnos con el idioma. Para ello puedes comenzar acostumbrándote por lo que sería el alfabeto rumano y su pronunciación. Como mencionamos antes las palabras en rumano se dicen tal cual como están escritas.

Familiarizarte con el idioma también implica acostumbrarnos con algunos caracteres rumanos. Si tienes alguna duda siempre puedes consultar a tu profesor. Aunque también puedes leer algún libro donde te explique detenidamente la pronunciación de los caracteres.

De igual forma debes aprender algunas palabras y oraciones básicas en rumano, por ejemplo “Da” que significa “Si”, o “Nu” que significa “No”. Otras palabras básicas que debes aprender son;

  • “¡Bună!” que significa “¡Hola!”
  • “¡Bună ziua!” que significa “¡Buenas tardes!”
  • “¡Bună seara!” que significa “¡Buenas noches!”
  • “¡La revedere!” que significa “¡Adiós!”.

Leer libros de rumanos, con traducciones

Leer libros de rumanos, con traducciones

Una de las mejores formas aprender a hablar rumano o familiarizarte con el idioma es buscar libros en este idioma con su traducción. De este modo logramos dos cosas, la primera es familiarizarnos con el idioma y la segunda aumentar nuestro vocabulario en rumano. Una recomendación es usar un diccionario rumano, e ir aprendiendo a la semana 20 palabras nuevas.

Aprender la gramática

Este punto es el que resulta mucho más difícil para ciertas personas, ten en cuenta que el idioma rumano tiene muchas reglas y muchas excepciones. Lo primero sería conocer las normativas básicas para este idioma.

Por ejemplo aprender que en los artículos indefinidos se usan “un”; cuando se trata de masculino o singular, “o”; cuando se trata de femenino, singular y “nişte”; que se usa en ambos géneros en plural.

Al mismo tiempo debemos tener en cuenta que hay tres géneros gramaticales en este idioma, los cuales son masculino, femenino y neutro. Así como estas reglas hay muchas otras más por lo que te recomendamos dos cosas, ser paciente y constante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *