Consejos para aprender a manejar rápido

Si necesitas consejos para aprender a manejar, te encuentras en el lugar indicado. Conducir es una aventura y experiencia que requiere esfuerzo y dedicación, ya que no se trata únicamente de tomar el volante, mover a un lado y otro apretando el acelerador.

Olvídate de las fórmulas mágicas, quédate con nosotros para conocer los verdaderos consejos para aprender a manejar rápido sin fallar en el intento. Usaremos algunos trucos claves infalibles para convertirnos en un conductor profesional.

Consejos para aprender a manejar rápido

Observar como pasajero

El aprendizaje como conductor inicia como pasajero. Si deseas aprender, es fundamental observar y estudiar cómo lo hacen otros. Esto es lo que se conoce como trabajo de preparación, trabajando el sentido de la vista y repitiendo movimientos claves.

aprender a conducir rápido

Así pues, si tienes un familiar o amigo con un automóvil, acompáñalos como pasajeros mirando cómo se desenvuelven en la carretera a medida que manejan durante el trayecto. Puedes repetir los movimientos con el volante y con la aceleración.

Asimismo, compartir tus pensamientos con lo realizado por el conductor, compartiendo opiniones sobre cómo ha hecho un movimiento. También comparando lo que tú habrías hecho estando al volante. Así puedes crecer rápidamente en la práctica.

Desarrollar memoria muscular

No basta con manejar una hora a la semana. Conducir es una habilidad que se desarrolla constantemente, a medida que se toma el volante. Aspectos como: cambiar de carril en la carretera, dar la vuelta en U, acelerar para pasar a un automóvil, manejar en una carretera con curvas y controlar la intensidad de los pedales solo se aprenden mediante la práctica. Lo anterior se desarrolla con memoria muscular, que es la repetición y reacciones naturales del músculo y cerebro.

Encuentra un buen lugar de entrenamiento

La mayoría de las personas realizan su entrenamiento en un estacionamiento. Seguro, pero no adaptado a la realidad, que son las carreteras. Bueno, si no te encuentras listo, no pasa nada. Sigue practicando en el estacionamiento, pero aprender rápido es algo que sucede en la carretera.

No tienes que irte a una carretera vacía en la parte más escondida de la ciudad. Basta con esperar a eso de la madrugada, cuando la mayoría de las personas descansan y no hay muchos automóviles para colocarte frente al volante e implementar los conocimientos adquiridos. Puedes ir con un acompañante experimentado si te sientes nervioso.

Toma un curso de manejo intensivo

La mayoría de las personas recomiendan tomar un curso de manejo normal, invirtiendo tiempo en aprender cada movimiento. Sin embargo, para aprender rápidamente podemos optar por un curso intensivo de manejo. Son clases que involucran unas cinco horas de conducción, e incluso más, en la semana. Con compromiso, y tiempo disponible, es posible aprender a manejar rápido. Sí, sabemos que la comprensión no es tan profunda, pero puedes complementarlo con los otros consejos.

Manual antes que automático

Si vas a aprender a manejar con un automóvil prestado, o decides inscribirte en cursos intensivos, te recomendamos que sea uno manual antes que automático. Siendo el primero más complicado y que implica una entrega mayor. Si consigues dominar un automóvil manual, entonces el automático no te tomará demasiado tiempo.  Prueba con una transpaleta eléctrica para adaptarte al movimiento. 

cómo aprender a manejar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.