Técnicas y consejos para aprender a leer

Tal vez estés en la búsqueda de consejos para que tu hijo logre aprender a leer sin problemas, o quizá lo que necesitas son técnicas para mejorar tu propia lectura. Te traemos la perfecta solución para ambos casos. Esto te permite conocer otros idiomas por si quieres aprender coreano o inglés.

Enseñarle a un niño a leer

aprender a leer

Si tu hijo, tu sobrino, tu nieto o cualquier niño al que le tengas aprecio están en esa bella etapa de la vida en la que necesita de tu ayuda para aprender a leer, te tenemos 6 tips ideales que facilitarán el proceso de aprendizaje.

TIP #1: Léele bastante

Tu niño hallará la mayor fuente de motivación en ti. Por lo tanto, es importante que logres incentivar su amor y curiosidad por la lectura a través de historias divertidas que logren cautivarlo y mantenerlo queriendo saber más.

La mayoría de los cuentos infantiles incluyen muchas ilustraciones, que actúan como el gancho perfecto que atrapa el interés de los pequeños.

Convierte en una rutina realizar preguntas acerca de lo que le leíste. De esta manera, desarrollará la capacidad de prestar atención y agregará mayor interés.

Es de gran relevancia que tú también leas mucho y que tu niño sea testigo de ello. Así, él notará que tú disfrutas de la lectura, y él también querrá hacerlo.

TIP #2: Enséñale letras y palabras

Cada vez que salgas de casa, aprovecha cada letrero con el que te encuentres e instrúyelo en el reconocimiento de letras y en dónde las puede usar. Por ejemplo, puedes decirle “Mira, la A de Avión“.

Así él no sólo sabrá identificar la forma de la A, sino que tendrá en su mente que la palabra avión se escribe con esa letra.

Cuando hablamos de palabras, es conveniente reunirlas en grupos que pertenecen a la misma familia para que se les sea más fácil a los niños de recordar varias palabras, como Sal, Salero y Salado.

TIP #3: Usa métodos divertidos

Los pequeños aman escuchar música, por lo que hay ciertas canciones que pueden facilitar el proceso de aprender a leer, principalmente la del Abecedario.

Otra actividad que disfrutan bastante los niños es jugar, así que puedes utilizar juegos para ayudarlos en la lectura.

Uno de los pasatiempos más efectivos es aquél en el que se debe unir una letra a una palabra específica que se ve acompañada de un dibujo, por ejemplo, unir la A con un dibujo de un avión.

Es una dinámica que resulta entretenida y muy eficaz en el aprendizaje.

Cuando veas que ya domina las letras, puedes cambiar las reglas y hacer que una a la palabra con su dibujo correspondiente.

TIP #4: Enséñale a diferenciar entre como se escribe y como se pronuncia

Un fonema se refiere a la forma en la cual se escucha una letra, en oposición a como se escribe. Deberás aclararle al niño que la letra S no se pronuncia “ese” sino “sss”. De esa manera, tu pequeño no dirá “Eseapo” sino “Sssapo”.

TIP #5: Pídele que lea palabras

Cuando tu niño ya sepa identificar cada letra y cómo se pronuncia, será tiempo de pedirle que lea palabras.

Podrá ser difícil al principio, pero sólo se requiere de práctica y paciencia para lograrlo. Mientras le estés leyendo, señala cualquier palabra y pídele que la lea. Puedes darle ayuda, pero intenta dejar que él solo lo logre.

TIP #6: Enséñalo a memorizar palabras

El hecho de saber cómo se escribe su nombre hace que el niño pueda darse cuenta de como las letras que ya se sabe se unen entre sí para formar una palabra que se pronuncia de una manera específica.

Motívalo a que memorice palabras básicas como “hola” o “mamá” y rétalo a leerlas. De esa manera, estás permitiendo que desarrolle la habilidad de poder descifrar palabras que no ha leído antes.

Corrige tus malos hábitos de lectura

aprender a leer

Los niños no son los únicos que pueden tener problemas en la lectura.

Saber cómo leer de forma adecuada es una de las herramientas más importantes para la vida, pues nos permite poder intercambiar ideas de forma fluida y amplia con quien deseemos, además de ofrecernos todo tipo de conocimiento.

Es común que tengas métodos de lectura indebidos, por lo que ahora te traemos 4 consejos de como aprender a leer bien.

TIP #1: Lee

Al igual que los músculos de nuestro cuerpo se atrofian si no los ejercitamos, el cerebro se debilita si no lo ponemos a trabajar.

Leer constantemente, incluso pequeños artículos de revistas o cadenas de texto que nos envían por las redes sociales, conlleva al desarrollo de tu cerebro e intensifica la costumbre a la lectura. Recuerda que toda habilidad y destreza requiere de práctica, así que no pares de leer.

Tip #2: Enfócate

Volver a leer un párrafo porque algo te distrae es inútil al menos que elimines ese obstáculo de tu camino. Olvídate de tu teléfono, tu televisión o cualquier otro factor que impida una lectura satisfactoria.

Dirige tu atención a lo que estas leyendo, y mientras lo haces, analiza cada párrafo. Plantéate la siguiente pregunta: “¿Qué importancia tiene este párrafo en el tema de la lectura?”.

Esto te permitirá identificar los aspectos más importantes que se quieren dar a entender y por lo tanto, te llevará a un camino de comprensión plena.

TIP #3: Señala lo que no entiendes

Uno de los errores que cometemos como lectores es que no nos detenemos para darnos cuenta cuales son los elementos que impiden que comprendamos a un texto de forma integral.

Puede ser que la lectura esté repleta de palabras que desconoces, que el tema te parezca aburrido o que el formato de la letra sea muy pequeño, entre múltiples factores que causan desmotivación.

Encontrar una palabra o una expresión desconocida es totalmente normal. No te asustes, y tampoco te quedes con la duda, pues eso solo bloqueará tu progreso.

Identifica qué es lo que evita el entendimiento y busca soluciones. Indaga en el diccionario si son palabras que no conoces, o elige temas de tu interés para que no te aburras.

TIP #4: Proponte objetivos

Fijar metas de lecturas es una gran forma de motivarte a aprender a leer bien. Plantea retos, como leer cierta cantidad libros en un determinado tiempo, de un género específico o de un autor desconocido.

Explora temas desconocidos para que puedas expandir tus saberes y dominar nuevos términos. Intenta usar las palabras nuevas que aprendas en tu día a día, hazlas parte de tu léxico.

Sin importar si tu objetivo es enseñar a otros a leer o reforzar tus fallas en la lectura, es indudable que aprender a leer de forma debida es un requisito indispensable para poder vivir en plenitud.

¡No esperes más! ¡Enséñale ya mismo a tu hijo a leer, y en el proceso, corrige tus propios errores e inspíralo a siempre querer aprender más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *