Cómo Aprender a bañar a un bebé

El aseo de nuestros bebés es algo fundamental en todo aspecto, desde el humor del niño hasta evitar cualquier tipo de enfermedades, por ello hoy se enseñaremos como bañar a un bebé de forma rápida y sencilla.

Aunque pareciese algo extremadamente fácil, el baño de un bebé puede ser más complicado de lo que parece, además que debes tener cuidado con algunas cosas. Hoy te daremos un paso a paso que te será de gran ayuda, quédate con nosotros y aprenderás.

bañar a un bebé
bañar a un bebé

Paso a paso para bañar a un bebé

Vamos a facilitarte un paso a paso para realizar el antes de usar un nebulizador para bebe y dejar todo limpio.

·         Paso 1: Preparativos

Debes tener todo listo antes de desnudar al bebé, porque cuando olvidas algo todo se hace más complicado, por lo tanto, no olvides:

  • La bañera
  • Esponja para bañar a un bebé
  • La toalla con la que secarás al niño
  • Utensilios adicionales para después del baño como el pañal, talco o crema

·         Paso 2:  Alistar el agua para el niño

Para bañar a un bebé el agua debe estar a una buena temperatura ¿Cómo saber cuál es la temperatura correcta? Al momento de ir colocando el agua, debes ir tanteando con la mano, no puede ser fría ni caliente, debe estar tibia, una temperatura agradable para el niño.

Los cambios de temperatura son gravísimos para el niño, así que ten cuidado con eso. Asimismo, una vez comience el baño, debes evitar cualquier corriente de aire, ya que pueden generar resfriados al bebé.

·         Paso 3: Posición en la que debe entrar él bebé al agua

Él bebé debe ser colocado boca arriba, y a lo primero que le colocarás agua, será a su cabecita, ya que debes mantener todo su cuerpo a la misma temperatura. Una vez colocada el agua, comienza a enjabonar al bebé, debes tener cuidado que el jabón no ingrese en ojos, nariz o boca.

Una vez colocado el jabón, es importante retirarlo muy bien, ya que, si lo dejas en alguna zona del bebé, puede generar irritación.

·         Paso 4: sacar al bebé del agua

Es importante que, al terminar de bañar a un bebé, lo coloques en una toalla que lo envuelva muy bien, puesto que debes evitar exponerlo a corrientes de aire. Las corrientes de aire, generan un cambio de temperatura brusco, que puede traer enfermedades.

·         Paso 5: Secar al bebé

El secado del bebé debe realizarse de forma cefalocaudal, lo que quiere decir que comenzarás por la cabeza y terminarás en los pies. Es importante, que, al comenzar por la cabeza, lo primero que seques sea sus ojos, nariz y boca, puesto que cualquier gota de agua que ingrese, puede causar una mala experiencia.

Luego de secar muy bien la cabeza y rostros, vamos al cuerpo, con el cual debemos tener cuidado de las zonas de las coyunturas. Es en estas zonas, donde se aloja mayo cantidad de agua y puede ocasionar irritaciones.

Como podemos ver, estos son 5 sencillos pasos para bañar a un bebé, así que síguelos y no te arrepentirás.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.