Aprender oraciones para dormir

Aprender oraciones para dormir es crear el propio preámbulo a nuestros sueños. Si hablamos científicamente, son las órdenes que preconcebimos antes de los placeres oníricos las que van reescribiendo lo que nuestro subconsciente desatará, posible e imposible en el ínterin del sueño.

O más fácil: Lo que le coloquemos a nuestra mente, los sueños lo transformarán en aventuras plácidas, conocimiento, deseos e/o ideas novedosas que quizás al estar despierto recordemos y logremos transformar en proyectos futuros.

Por eso, toda oración para dormir ha de ser placentera, sincera, especial, en ocasiones específica y siempre acompañada de un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria, ya que son oraciones universales que conectan con el ser celestial.

Pero, si las anteriores no son de su sentir, por igual el leer o incluso componer su propia oración le hará feliz. De seguro, alguien cercano a usted, va a aprender oraciones para dormir nuevas y contemporáneas, un legado en pro de su gente amada que le hará notorio al volver atrás y notar sus aportes a los demás en el transcurso de su vida.

Qué pautas tener para este aprendizaje

En principio tenemos:

  • Las oraciones tienen poder cuando la persona se lo confiere de corazón, no es rezar por rezar.
  • Al aprender oraciones para dormir incluso leyéndolas antes de acostarse, le irán creando un compendio de oraciones que bien puede distribuir por día de la semana o el mes.
  • Tenga presente que es como la mnemotécnica. Cuando las va aprendiendo, por igual aprende a internalizar el mensaje. Por eso, detalle las palabras y su contenido, sinónimos, antónimos y la polisemia de cada palabra.
  • Evite las murmuraciones. Una oración es una conversación con un poder mayor que el suyo. Aunque lea su corazón, cuchichear no es respetuoso y además, sugestionará su mente al tedio, lo que se le transformará en un cansancio incómodo que ni siquiera en el período de sueño se le reducirá.

Aprender oraciones para dormir

Aprender oraciones para dormir

Muchos libros y páginas web han sido dedicados al aprendizaje de las oraciones. Más, como dijimos, el valor de componerlas tiene un plus adicional, ya que le adosará ese amor y convencimiento que tanto necesitan las oraciones para hacer efecto.

Como manera de sugerencia para aprenderlas, les enunciamos:

  • Aprender oraciones para dormir durante el día, aunque sea de manera recitativa. Ya luego, en la noche, libérese de la rigidez sin espontaneidad y hágalas de todo corazón.
  • Téngala en fichas, pequeños trozos de papel.
  • Colóquelas en el respaldo de su cama o mesita de noche. Esto es muy útil también para los niños.
  • A medida que se las vaya aprendiendo, deténgase en las frases, adicione más valor, sentimiento, convicción.
  • Mientras más ore por un buen descanso, sueños placenteros y un mejor despertar, para usted y los suyos, mucho mejor le irá con las mismas.
  • Sepa siempre que la palabra en toda forma, tiene poder. Busque las oraciones más efectivas y en especial altruistas. Una conciencia limpia y un amor sin barreras, garantiza un mejor sueño.
  • Las oraciones que se hacen de corazón, sin mezquindades o personalismos, que piden posibles sin afectar a los demás, son las más efectivas, ya que purifican el alma y aseguran mejores momentos al despertar de cada día.
  • Las oraciones, además de pedir, son para dar gracias, contar lo que se siente, lo vivido, pedir por los demás como un todo y sonreírle a la fuerza de Dios y su magnificencia.
  • Un estímulo adicional para aprender oraciones para dormir, es que ellas cuidan a los enfermos, la gente con su corazón y alma adolorida y a quienes están por partir de este valle de lágrimas. Orar es pedir al Señor que se haga su voluntad y Él nos recompensará de maneras insospechadas, lejos de la anarquía humana y en completa y sagrada divinidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.